¿Qué pintura es mejor para pintar superficies de metal?

La protección de metales mediante recubrimientos es uno de los usos más importantes de la pintura, no sólo desde un punto de vista estético, sino para preservar sus propiedades mecánicas.

No existe una solución única. El mejor tratamiento dependerá del soporte a tratar y de las necesidades de cada persona.

La selección de la pintura para metal apropiada, depende de si el metal es poroso (por ejemplo hierros o aceros) o no poroso (por ejemplo, galvanizados, cromados o aluminios), empleándose distintos tipos de pintura para metal según cada caso.

A excepción del acabado martelé (sólo base disolvente), todos los productos para pintar metales están disponibles en base agua y disolvente con una amplia paleta de colores.

Ambas bases proporcionan acabados similares, por lo que se recomiendan los productos en base agua (sin olores ni disolventes específicos). La pintura para metal además, tiene una total libertad de aplicación (brocha, rodillo, pistola y equivalentes en spray).

Hay diferentes acabados disponibles de pinturas para metal. Aparte de pintura lisa y metalizada, Emucril esmalte metalizado por ejemplo, existen pinturas con acabado martelé y forja como Hammerite esmalte color antioxidante martelé/forja.

Para materiales porosos, previa limpieza y relleno de las juntas de soldadura, se recomienda el uso de esmaltes antioxidantes (pintura antióxido). Este tipo de esmaltes como el Emucril esmalte antioxidante, consiguen protección y acabado con un solo producto.

Por último, para metales no porosos, la mejor forma de pintarlos previo desengrasado y limpieza del soporte con productos como Emucril Metalclean, es un sistema con imprimación y acabado. Recomendamos gama Hammerite o Emucril.

Comentarios (0)

Producto agregado a la lista de deseos